EXPLOTACIÓN EN SILENCIO





FEBRERO 4, 2020



Aprovecharse de la necesidad de los empleados es una práctica cada vez más común.





Son crecientes las quejas de la explotación laboral que ocurren en silencio en los centros de trabajo. Cotizaciones sociales que no son abonadas, horarios injustos, pagos retrasados y empleados que son usados como kleenex de usar y tirar, lo que genera además rotación de empleados y en consecuencia un mayor estrés para los trabajadores que se quedan.

Si bien la mayoría trabajamos porque además de querer lograr el éxito profesional queremos un salario, lo hacemos para alguna empresa o negocio que también nos ocupa y quiere hacer crecer su empresa o negocio.

Sin embargo abundan los jefes abusivos…y más en tiempos de crisis!. Esos que ejercen la explotación laboral y no honran su palabra, como puede ser que después de un tiempo considerable de prueba te hayan prometido que tu sueldo tendría un incremento y dejen pasar el tiempo sin cumplirte, en el entendido de que no hay un mejor empleo para ti que el que te están ofreciendo, si te gusta, y si no pues te dicen claramente que las puertas están muy anchas.

Los jefes explotadores abundan, se aprovechan de su jerarquía y de la situación personal de sus empleados para exprimirlos. Hay jefes que creen que tienes la obligación de ayudarles tiempo extra, con horarios excesivos y de manera gratuita, generando una presión que se padece en silencio y con una excesiva tolerancia.

Efectivamente hay empleados que no pueden dejar sus trabajos porque tienen responsabilidades y una familia que mantener.

Trata de usar a tu favor esta situación y aprende de todo, conoce y domina todas las áreas de tu centro de trabajo, haz que toda esa presión te convierta en un empleado modelo que pueda quizá ser valorado en un mejor lugar.

Espero que este mensaje te haya llegado en el momento indicado, a ti como dueño o como empleado.