MENTE DÉBIL





JUNIO 2, 2020



Cuando eres adicto a las mismas sensaciones limitando tu crecimiento, entonces estas alimentando a una mente débil.





La rutina nos lleva a tener patrones de conducta que repetimos una y otra vez, lo que provoca un estado de letargo del cual muy pocas personas quieren despertar, nuestro cuerpo entra en automático a repetir las mismas funciones cada día, te proteges en una cápsula en la que no te permites sentir emociones distintas a las que tu pasado te ha enseñado, pones freno a la oportunidad de liberar tu mente, tu corazón y atreverte a generar nuevos pensamientos y nuevas oportunidades.


Cuando algo o alguien viene a romper esa rutina se genera un ataque de pánico por no tener el control de esa reacción emocional, nuestro temperamento entra en acción a tomar las memorias grabadas en nuestra mente tratando de suprimir esa nueva sensación.


La supervivencia entra en nuestro cuerpo al no querer tomar riesgos, es por ello que el 80% de las personas busca no salir de su rutina, no arriesgarse y no aventurarse a las maravillosas experiencias que la vida te da.


El ser humano se vuelve adicto a las mismas sensaciones, es por ello que usan sus problemas y condiciones de vida en sus limitaciones de crecimiento, lo que las vuelve en una mente débil. Deja de contar la historia que te sucedió y ya no prolongues el sufrimiento, genera una forma nueva de contar tu día a día y deja en el pasado lo que ocurrió en el pasado.


No hay manera de predecir tu futuro, por ello la única opción es crearlo, transforma tu vida en un abanico de oportunidades, cierra los ojos y visualiza tu plan de vida, establece tu mapa mental y provoca que cada nueva emoción se vuelva una montaña por escalar, deja que los riesgos tomen tu aliento y te lleven a ese cambio de transformación en tu vida.


En ocasiones cambiar duele, pero con el tiempo nos damos cuenta que era un proceso necesario por el cual se debía atravesar, por ello no permitas que las nuevas sensaciones sean suprimidas por la adrenalina que tu cuerpo genera, deja que los efectos de tus acciones construyan nuevas oportunidades y te lleven a engrandecerte como ser humano.


¨El éxito consiste en vencer el temor al fracaso”, deja de ser una víctima justificando tus problemas por causa de los demás y vuélvete un creador de oportunidades, rompe con esa rutina y déjate seducir por la visión de transformarte y convertirte en un experto de ti mismo.