Se buscan mentores





MAYO 12, 2020



En la vida se avanza, con mentores se aprende a volar.





Desde que nacemos tenemos una brújula interna que nos permite ir tomando decisiones y sobre ellas experiencias que nos debilitan o nos hacen mas fuertes. Tomar rumbos; sin importar los caminos, siempre es una aventura que si no la disfrutas siempre será válido regresar a la base y retomar otro camino, otra aventura. Sin miedo a empezar de nuevo.


Todos los días tomamos decisiones que por pequeñas que sean; la ropa, el desayuno, la ruta al salir de casa, algunas compras, abrir una cuenta en algún banco, proponer matrimonio, salir de vacaciones y todo lo que implica después de esa decisión que tomamos.


Alguna ves has pensado si las decisiones que has tomado han sido bien analizadas?


Es bien sabido que, teniendo las herramientas y los mentores adecuados en nuestra vida, la apertura de nuestra mente se vuelve infinita para descubrir las oportunidades que no han sido reveladas.


Pedir ayuda no es signo de debilidad. Warren Buffett encontró un mentor llamada Benjamin Graham, autor del libro “El inversor inteligente”, mismo que Warren leyó a sus 19 años de edad “Este libro no solo cambio mi filosofía de inversión sino mi vida entera” Por eso decidió estudiar en Columbia para tomar clases con su gran ídolo, su futuro mentor por 25 años.


“Pregúntale a cualquier persona exitosa como llegó a donde esta hoy, probablemente te diga que por haber tenido un mentor en algún momento de su camino” -Barack Obama.


Un mentor, es aquel gigante que te da esperanza y visión y que sabe reconocer tus habilidades enseñándote a hacer uso de ellas. Gracias a un mentor la mente curiosa hace oídos abiertos, despierta la profunda pasión por el conocimiento e inspira a proyectar metas que considerabas inalcanzables.


Un gran mentor sabe que no se trata de cuánto dinero vas a acumular, de cuanto poder vas a lograr, si no del impacto que vas a generar en otras personas y en la vida propia.


Los desafíos nos muestran los diferentes caminos por los que puede ir nuestro destino, los mentores nos demuestran que los retos son grandes oportunidades de cambio en la vida, con su experiencia nos guían por los senderos que podemos construir y la trascendencia que nuestras ideas pueden lograr.


Un mentor puede convertir a una persona en un visionario mentalmente fuerte, generar un efecto positivo y estimular las habilidades de confianza que todo líder debe tener. Se curioso por encontrar la mejor versión de ti mismo, sabiendo que el mayor riesgo en la vida es no arriesgarlo todo. Recuerda, cuando el estudiante está listo, el maestro aparecerá.


Dedicado a mi mentor, Jaime García Narro.